En este momento estás viendo Uso del desfibrilador en embarazadas

Uso del desfibrilador en embarazadas

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

¿Es seguro usar un aed con lluvia o nieve?

P.D. Lambiase cuenta con el apoyo del NIHR de Biomedicina de la UCL/UCLH y del BRC de Barts, y recibe becas de formación e investigación de Abbott, Medtronic y Boston Scientific, así como honorarios de ponente de Boston Scientific y Abbott. G.R. Wong, M. Ang, J. Jayarajan y F. Walker declaran no tener intereses contrapuestos.

Para este artículo, ninguno de los autores realizó estudios con participantes humanos o animales. Todos los estudios mencionados se realizaron de acuerdo con las normas éticas indicadas en cada caso.

Herzschr Elektrophys 32, 214-220 (2021). https://doi.org/10.1007/s00399-021-00750-xDownload citationShare this articleAnyone you share the following link with will be able to read this content:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

RCP en una mujer embarazada

El 90% de las víctimas que reciben una descarga de un desfibrilador externo automático en el primer minuto de la parada cardíaca viven, y sin embargo el 51% de los empleados del lugar de trabajo ni siquiera saben dónde se encuentra el DEA de su empresa. De hecho, sólo el 35% de las empresas ofrecen formación sobre DEA en el lugar de trabajo, aunque la mayoría de los trabajadores indican que se sentirían más seguros con una gestión adecuada del programa de DEA. Se ha demostrado que esta falta de conocimiento afecta en gran medida al uso del DEA, a la respuesta de los transeúntes y a los resultados generales de salud, incluida la mortalidad.

Así pues, ¿cómo puede abordarse este malentendido y qué puede hacerse para cerrar esta brecha educativa y crear un lugar de trabajo más seguro tanto para los empleados como para los visitantes? Es importante entender cómo funcionan los DEA modernos. Los empresarios deben comunicar que los dispositivos modernos están diseñados para ayudar a los usuarios y que no hay que temer su uso.    Eduque al personal sobre estas preguntas frecuentes como parte de la gestión de su programa de DEA.

¿Dónde se colocan las almohadillas de aed en una mujer embarazada

La miocardiopatía hipertrófica (MCH) es un rasgo genético autosómico dominante y se caracteriza por la hipertrofia del ventrículo izquierdo, especialmente del tabique interventricular, en ausencia de otras condiciones que justifiquen este cambio anatómico [1,2].

La muerte súbita cardiaca (MSC), con una incidencia anual del 1%, es la complicación más grave de esta enfermedad [2,3]. El riesgo de arritmias mortales aumenta, sin embargo, cuando: el grosor del septo ventricular es superior a 30 mm; se detecta taquicardia ventricular, el paciente refiere síncope o cuando hay muertes súbitas en familiares jóvenes. La prevención de la MSC con el uso de un desfibrilador automático (DAI) se ha recomendado en pacientes de alto riesgo [1-3].

Existen pocos informes sobre la implantación de CDI en mujeres embarazadas y no hay un procedimiento estándar para esta condición [4]. La aplicación de terapia de choque en mujeres embarazadas con CDI, reportada en dos estudios, no tuvo efecto en el desarrollo fetal [4,5].

JMG, de 24 años, con 29 semanas de gestación, presentó un síncope desde hace nueve meses sin pródromos ni factores asociados. Un ecocardiograma transtorácico reveló MCH con septo ventricular de 29 mm y el ECG de 24 horas detectó taquicardia ventricular no sostenida (TVNS). La paciente informó de que tenía un hermano con CDI por parada cardiorrespiratoria recuperada y MCH.

Posición de RCP para embarazadas

El embarazo puede desencadenar o agravar el riesgo de arritmias potencialmente mortales en las enfermedades cardíacas. El embarazo se asocia con la reticencia a los desfibriladores cardioversores implantables (DCI) debido a la preocupación por la radiación. Por lo tanto, el desfibrilador cardioversor portátil (DCI) podría ser una opción durante el embarazo. El objetivo del estudio fue recopilar experiencias sobre el uso del DMC durante el embarazo.

Este estudio incluyó de forma retrospectiva a ocho mujeres que recibieron un DMC durante el embarazo. Sufrían taquicardia ventricular (TV) sin enfermedad cardíaca conocida (n = 3), síndrome de Brugada (n = 1), miocardiopatía hipertrófica (n = 1), miocardiopatía dilatada (n = 1), no compactada (n = 1) y habían sobrevivido a una parada cardíaca súbita durante un embarazo anterior (n = 1). El uso del DPM se inició entre las semanas 13 y 28 de gestación. El periodo de uso del DMA osciló entre 3 días y 30,9 semanas, y el tiempo de uso del DMA osciló entre 13,0 y 23,7 h al día. Dos mujeres (25%) abandonaron el DMA ya durante el embarazo. No se registraron descargas apropiadas o inapropiadas del DMC. El tratamiento antiarrítmico incluyó betabloqueantes (n = 5) y flecainida (n = 2). Tras el parto, se implantaron CDI (n = 4), se rechazaron (n = 2) y se estimó que no eran necesarios tras una ablación por catéter exitosa (n = 2).