Una ola de descarga desfibrilador monofasico

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Comentarios

La invención proporciona un método de desfibrilación cardíaca capaz de generar y controlar automáticamente un modo de descarga y un dispositivo del mismo utilizando uno o varios datos fisiológicos de un paciente. El método comprende que: un desfibrilador está conectado con el paciente a través de electrodos; un circuito de medición de impedancia detecta la impedancia torácica del paciente; un circuito de detección de electrocardiograma adquiere el electrocardiograma de la superficie corporal del paciente; un microprocesador analiza y utiliza los datos fisiológicos del paciente para establecer automáticamente la energía eléctrica de desfibrilación, la secuencia de descarga y la sincronización de la onda R, etc., y controlar la forma del pulso de descarga y el nivel de voltaje; y después de completar la carga, cuando aparece un ritmo apropiado del corazón, el desfibrilador realiza la cardioversión eléctrica del corazón o la descarga de desfibrilación en el paciente a través de las hojas de electrodos. En el dispositivo desfibrilador, un conmutador multitrayectoria permite conectar un par de hojas de electrodos con tres circuitos de medición de impedancia, adquisición de electrocardiogramas y descarga de alto voltaje simultáneamente, el control y la selección automáticos son realizados por el microprocesador, y se identifican las hojas de electrodos para adultos o niños. El método permite realizar la cardioversión y la desfibrilación eléctrica del corazón de forma totalmente automática y personalizada para diferentes pacientes y diversas enfermedades, y reducir la descarga de errores y las fugas.

Onda bifásica en ecg

ResumenLA EFICACIA de la descarga utilizada para la desfibrilación interna depende de la forma de la onda de desfibrilación, así como de la colocación de los electrodos de desfibrilación y de la secuencia en que se administran las descargas. La forma de la onda también tiene una relación directa con la vida útil de la batería utilizada en un DCI, ya que el tamaño de la batería y del condensador son los principales determinantes en el desarrollo de dispositivos pequeños y eficientes.1 Se está trabajando mucho para disminuir los requisitos de energía para la desfibrilación sin reducir la eficacia del DCI mediante el uso de formas de onda más eficaces. La reducción de la energía necesaria para la desfibrilación también podría dar lugar a menos casos de efectos adversos, como las alteraciones de la conducción,2 la disfunción ventricular,3 y la necrosis miocárdica,4,5 que se producen cuando el miocardio se expone a descargas de alta energía.Palabras claveEstas palabras clave fueron añadidas por la máquina y no por los autores. Este proceso es experimental y las palabras clave pueden actualizarse a medida que mejore el algoritmo de aprendizaje.

Desfibrilador bifásico

Los desfibriladores se desarrollaron originalmente para poner fin a las arritmias ventriculares potencialmente mortales mediante una descarga eléctrica. La cardioversión, que consiste en administrar una descarga de baja energía sincronizada con el ascenso de la onda R de un EGM, se distingue de la desfibrilación, que consiste en administrar una descarga no sincronizada de alta energía. En la zona de FV, la sincronización de la descarga puede no ser posible debido a la inestabilidad de los electrogramas ventriculares. En la práctica, los desfibriladores de los distintos fabricantes intentan sincronizar la descarga con la onda R, incluso en la zona de FV.

Los efectos de una descarga eléctrica varían en función de la energía suministrada. Las energías bajas, del orden de 1 J, administradas en el periodo vulnerable pueden inducir una arritmia. El límite superior de vulnerabilidad, un valor correlacionado con el umbral de desfibrilación, es la energía más baja suministrada en el periodo vulnerable ventricular que no desencadena una FV. La probabilidad de terminación de la arritmia aumenta a partir de entonces a lo largo de una curva exponencial en función de la amplitud de la descarga administrada, cuando se sincroniza con la onda R. Por encima de un determinado valor, también aumenta el riesgo de reintroducir una arritmia, lo que limita las posibilidades de éxito terapéutico. Una descarga de amplitud excesiva puede lesionar el miocardio.

Desfibrilador bifásico joules

A lo largo de muchos años de estudio, la teoría de la impedancia y la sincronización de las descargas dio lugar a la práctica monofásica estándar de 25 libras de presión (si se utilizan palas) con tres “descargas apiladas”. La clave ha sido el aumento secuencial de la energía de 200j, a 300j, hasta un máximo de 360j, y luego tener las siguientes descargas a 360j.

La desfibrilación bifásica alterna la dirección de los pulsos, completando un ciclo en aproximadamente 12 milisegundos. La desfibrilación bifásica se desarrolló y utilizó originalmente para los desfibriladores cardioversores implantables.

Con una forma de onda bifásica, la corriente fluye en una dirección en la fase 1 de la descarga y luego se invierte para la fase 2. Utilizadas por primera vez en los desfibriladores implantables comerciales, las formas de onda bifásicas son ahora el “estándar de oro” para estos dispositivos.

Las investigaciones demuestran que las formas de onda bifásicas son más eficaces y suponen un menor riesgo de lesión para el corazón que las formas de onda monofásicas, incluso cuando el nivel de energía de la descarga es el mismo. Por ello, los fabricantes de desfibriladores externos utilizan ahora formas de onda bifásicas en sus dispositivos.