En este momento estás viendo Requisitos para poner un desfibrilador au enfermo

Requisitos para poner un desfibrilador au enfermo

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Procedimiento de colocación de Icd

Un desfibrilador cardioversor implantable, o DCI, es un dispositivo que funciona con pilas y que sigue los latidos del corazón y puede administrar una descarga eléctrica que permita que la fibrilación del músculo ventricular vuelva a ser un latido normal. El DCI puede detectar ritmos cardíacos irregulares, denominados arritmias en los ventrículos. Cuando el DCI detecta una arritmia peligrosa, como la fibrilación ventricular, envía un fuerte impulso eléctrico que “sacude” el corazón para sacarlo del ritmo peligroso y permitir que se reanude el ritmo normal.

La desfibrilación, o descarga, puede ser la única forma de detener los ritmos cardíacos rápidos y desorganizados antes de que sean mortales. Si el corazón late demasiado rápido o el ritmo está desorganizado, las cámaras, o los ventrículos, no tendrán tiempo suficiente para llenarse de sangre y no podrán bombearla al resto del cuerpo. Esto puede provocar la muerte en cuestión de minutos.  Para las personas con alto riesgo de sufrir estos ritmos peligrosos -llamados taquicardia ventricular y fibrilación ventricular- un dispositivo de “descarga” interna puede ser la mejor protección contra la parada cardiaca súbita (PCS).

Desfibrilador cardioversor implantable

Para nuestros pacientes con CDI y marcapasos: Queremos ponerle al corriente de la nueva información publicada sobre varios tipos de dispositivos que, cuando se colocan en estrecho contacto con su cuerpo, pueden interferir con su desfibrilador cardioversor implantable (DCI) o su marcapasos.

Los CDI suelen implantarse en pacientes que tienen el corazón debilitado debido a un historial de bloqueos cardíacos y/o infartos, o en aquellos que tienen el tejido muscular del corazón agrandado o engrosado. Ocasionalmente, los CDI se implantan en pacientes que tienen un defecto cardíaco heredado que hace que su corazón lata de forma anormal.

Un DCI proporciona un tratamiento inmediato para una arritmia potencialmente mortal en la que el corazón late demasiado rápido, proporcionando una descarga, o una sacudida de electricidad, un tratamiento llamado desfibrilación. El tratamiento debe ser inmediato para evitar que una persona se desmaye o muera si el corazón late demasiado rápido y no puede bombear suficiente sangre al cuerpo. Los pacientes describen la descarga como un dolor en la espalda o en el pecho. El dolor difiere en cada persona y dura muy poco tiempo.

Terapia de resincronización cardíaca

Un desfibrilador cardioversor implantable (DCI) es un dispositivo que salva vidas y ayuda a corregir los ritmos cardíacos rápidos y anormales. El DCI envía impulsos eléctricos al corazón para ralentizar el ritmo cardíaco rápido y devolverlo a la normalidad.  Los DAI constan de dos partes: el desfibrilador y los cables. El dispositivo se coloca debajo de la piel en el lado izquierdo o derecho del pecho, donde controla el ritmo cardíaco las 24 horas del día.

Un corazón sano tiene un ritmo constante y regular. En algunas personas, el ritmo del corazón puede alterarse y latir demasiado rápido o demasiado lento. Se trata de un trastorno conocido como arritmia, que puede producirse por:

Puede correr el riesgo de sufrir una arritmia si ha padecido una enfermedad arterial coronaria, una insuficiencia cardíaca o problemas en la estructura o el “sistema eléctrico” del corazón. Si ha tenido una arritmia rápida, o corre el riesgo de tenerla, su médico podría recomendarle un DCI.

Los DAI tratan los latidos anormalmente rápidos mediante la estimulación y la desfibrilación. En primer lugar, se envía una señal eléctrica para ralentizar los latidos rápidos. Si los latidos no pueden ralentizarse, se envía un fuerte impulso eléctrico, denominado descarga. Aunque esto parece aterrador, recuerde que es un paso necesario para normalizar su ritmo cardíaco y salvar su vida.

Descarga del desfibrilador

El desfibrilador pretende minimizar ese riesgo mientras se completan los estudios adicionales, se determina la respuesta a las intervenciones/el tratamiento médico optimizado, o sirve de puente para la implantación/reimplantación de un desfibrilador cardioversor implantable (DCI) o el trasplante cardíaco. Hay múltiples variables que influyen en el riesgo de muerte arrítmica y de mortalidad total y que deben tenerse en cuenta además de la fracción de eyección.4 Los criterios para la aprobación de un desfibrilador se establecen para intentar identificar a aquellos pacientes que tienen un alto riesgo de sufrir una muerte súbita cardíaca debido a una arritmia.

Existen dos tipos de desfibriladores externos automáticos de uso individual. Uno es un desfibrilador cardioversor portátil (K0606) y el otro es un modelo autónomo (E0617). Estos dispositivos están pensados para pacientes con alto riesgo de muerte súbita por arritmia a los que no se les ha implantado un DAI.

El K0606 es un desfibrilador externo automático con análisis de ECG integrado tipo prenda (desfibrilador cardioversor portátil). En la actualidad sólo existe un fabricante, ZOLL, de este dispositivo, denominado LifeVest.®.