En este momento estás viendo Protocolo rcp ritmos nos desfibrilables

Protocolo rcp ritmos nos desfibrilables

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Actividad eléctrica sin pulso

Hay cuatro ritmos electrocardiográficos posibles en la parada cardíaca: fibrilación ventricular (FV), taquicardia ventricular sin pulso (TV), actividad eléctrica sin pulso (AEP) y asistolia. La FV es una actividad eléctrica desorganizada, mientras que la TV sin pulso produce una actividad eléctrica organizada. Ambos estados eléctricos son incapaces de producir un flujo sanguíneo suficiente. La PEA es un ritmo eléctrico organizado que se caracteriza por la ausencia o la insuficiencia de actividad mecánica ventricular para producir un pulso detectable. La asistolia es una ausencia de actividad eléctrica ventricular con o sin actividad eléctrica auricular. Las posibilidades de supervivencia disminuyen a medida que aumenta el retraso de la desfibrilación en la fibrilación ventricular y la taquicardia sin pulso.1-2 Por lo tanto, los hospitales deben desarrollar un plan para reducir el intervalo entre la parada y la desfibrilación rápida.3 Los resultados de la desfibrilación también se optimizan si se minimizan las interrupciones entre las compresiones torácicas. Esto ha dado lugar a una mejora significativa de la tasa de supervivencia hasta el alta hospitalaria.4-10

Ritmos de Als

El objetivo de este estudio es analizar las características de las paradas cardíacas extrahospitalarias en función de si los pacientes recibieron reanimación por parte de los testigos antes de la llegada de la ambulancia, y describir los factores asociados a los intentos de reanimación por parte de los testigos.

Se realizó un estudio observacional retrospectivo. Se recogieron datos clínicos de pacientes con paradas cardíacas en el País Vasco (España) durante un período de cinco años. Las características epidemiológicas compararon la reanimación iniciada por los transeúntes con la reanimación llevada a cabo por los cuidadores de la ambulancia. La relación entre la no reanimación iniciada por el transeúnte y los diferentes factores de exposición se exploró mediante un análisis de regresión logística múltiple.

Existen diferencias en las paradas cardíacas según si han sido reanimadas por los transeúntes. Estas características pueden influir en la decisión del transeúnte de iniciar (o no) las maniobras de reanimación y en la evolución.

Comparar las características epidemiológicas de las paradas cardiacas extrahospitalarias en función de si fueron o no atendidas por espectadores antes de la llegada de la ambulancia y describir los factores asociados a la reanimación por testigos.

Ritmos no conmocionables

Tabla de tamaño completoLos valores (mediana y valor mínimo-máximo) del número de ciclos de RCP realizados en los grupos A, B y C fueron 4,5 (2-12), 6,5 (2-12) y 10 (3-12) respectivamente. Asimismo, los valores (mediana y valor mínimo-máximo) del número de dosis de EP administradas durante la reanimación en los grupos A, B y C fueron de 3 (1-4), 3 (1-7) y 4,5 (0-7) respectivamente.Las tasas de supervivencia difirieron significativamente (P = 0,046) entre los lechones del grupo A y los de los grupos tratados con LPS, B y C (Tabla 2). La diferencia entre los grupos A y C no alcanzó significación estadística (P = 0,063). No se establecieron diferencias entre los grupos B y C (P = 0,55).Tabla 2

Tabla de tamaño completoLa comparación entre los índices de oxigenación dinámica obtenidos por NIRS, antes y después de la infusión de endotoxina, se representa en la Tabla 4. Aunque aplicamos la NIRS en trece lechones, el análisis de los resultados no se llevó a cabo en todos los animales que se probaron, por razones técnicas del procedimiento de análisis. El OCR disminuyó después de la injuria séptica; sin embargo, la diferencia no alcanzó un nivel estadísticamente significativo (P = 0,07).Tabla 4

Cardioversión sincronizada

ResumenEl POCUS-CA (Point-of-care ultrasound in cardiac arrest) es una herramienta diagnóstica en el ámbito de la Unidad de Cuidados Intensivos y del Servicio de Urgencias. La literatura indica que en el paciente en parada cardiorrespiratoria puede aportar información de la etiología de la parada en pacientes con ritmos no desfibrilables, valorar la calidad de las compresiones durante la reanimación cardiopulmonar (RCP), y definir el pronóstico de supervivencia según los hallazgos específicos y, así, ayudar al clínico en la toma de decisiones durante la reanimación. Esta revisión narrativa de la literatura pretende exponer la utilidad de la ecografía en el escenario de la parada cardiorrespiratoria como herramienta que permite realizar un diagnóstico rápido y tomar decisiones sobre las causas reversibles de esta entidad. Se necesitan más estudios que apoyen la evidencia para que la ecografía forme parte de los algoritmos de reanimación. El trabajo en equipo durante la reanimación cardiopulmonar y la inclusión de la ecografía en un enfoque multidisciplinar es importante para conseguir un resultado clínico favorable.