En este momento estás viendo Primer choque bifasico en desfibrilador carga de energia

Primer choque bifasico en desfibrilador carga de energia

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Comentarios

La desfibrilación es un tratamiento para las arritmias cardíacas potencialmente mortales, concretamente la fibrilación ventricular (V-Fib) y la taquicardia ventricular no perfusional (V-Tach).[1][2] Un desfibrilador suministra una dosis de corriente eléctrica (a menudo denominada contrachoque) al corazón. Aunque no se comprende del todo, este proceso despolariza una gran parte del músculo cardíaco, poniendo fin a la arritmia. Posteriormente, el marcapasos natural del cuerpo en el nódulo sinoauricular del corazón es capaz de restablecer el ritmo sinusal normal[3] Un corazón en asistolia (línea plana) no puede reiniciarse con un desfibrilador, sino que se trataría con reanimación cardiopulmonar (RCP).

A diferencia de la desfibrilación, la cardioversión eléctrica sincronizada es una descarga eléctrica administrada en sincronía con el ciclo cardíaco[4] Aunque la persona puede seguir estando en estado crítico, la cardioversión suele tener como objetivo poner fin a las arritmias cardíacas de mala perfusión, como la taquicardia supraventricular[1][2].

Los desfibriladores pueden ser externos, transvenosos o implantados (desfibrilador cardioversor implantable), según el tipo de dispositivo que se utilice o necesite[5] Algunas unidades externas, conocidas como desfibriladores externos automáticos (DEA), automatizan el diagnóstico de los ritmos tratables, lo que significa que los socorristas o transeúntes pueden utilizarlos con éxito con poca o ninguna formación[2].

Nivel de energía de desfibrilación para la primera descarga

La desfibrilación es el tratamiento de la fibrilación ventricular. El éxito de la reanimación de los pacientes con fibrilación ventricular está relacionado con la rapidez con la que se puede aplicar la energía eléctrica al miocardio. Cuanto más tiempo fibrila el corazón, mayor es el consumo de oxígeno del miocardio y el deterioro de la función miocárdica. La probabilidad de éxito de la desfibrilación se reduce a medida que aumenta el tiempo de fibrilación.

Coloque las manos sobre el esternón en la línea de los pezones. Realice las compresiones torácicas a un ritmo de 100 – 120/minuto hasta una profundidad de 5 a 6 cm del diámetro de la pared torácica.    La nueva serie R de Zoll tiene una almohadilla de compresión que proporciona información en tiempo real sobre la calidad de la RCP.

Se necesita una segunda persona para mantener el desplazamiento manual continuo del útero izquierdo con la paciente en posición supina (ver Emergencias obstétricas). Si está de pie a la derecha de la paciente, se utiliza una mano para empujar el útero hacia la izquierda. Si el asistente está de pie a la izquierda de la paciente, se utilizan las dos manos para empujar el útero hacia la izquierda.

Desfibrilador ppt

Según la revista de la AHA y las directrices del Consejo Europeo de Reanimación, la parada cardiaca súbita (PCS) se considera una de las principales causas de muerte en varios países del mundo. [Sin embargo, se ha demostrado que una desfibrilación oportuna y eficaz mejora drásticamente la tasa de supervivencia de los pacientes con parada cardiaca súbita [3]. La desfibrilación es un procedimiento utilizado para tratar las enfermedades potencialmente mortales que provocan un ritmo cardiaco irregular, como la parada cardiaca súbita. Lo que se denomina desfibrilación es el análisis automático del ritmo cardiaco de los pacientes con parada cardiaca y la aplicación de descargas de alta energía en el miocardio cuando es necesario para despolarizar y restablecer el funcionamiento normal del corazón.

El dispositivo de desfibrilación más utilizado en las paradas cardíacas extrahospitalarias es el desfibrilador externo automático (DEA). El DEA, especialmente el DEA bifásico, se ha convertido en la norma para las paradas cardíacas de emergencia. El DEA bifásico, el mejorado, es la intervención preferida para el soporte vital cardíaco avanzado[4].

El éxito de la desfibrilación depende de que llegue una corriente suficiente al miocardio durante la descarga, aunque la tasa de éxito viene determinada por la energía. [4] La energía de un desfibrilador DEA bifásico se define en julios. Los julios son la unidad de medida asociada a 1 amperio de corriente que pasa por 1 ohmio de resistencia durante 1 segundo. Por lo tanto, en una desfibrilación con DEA bifásico se incluyen el voltaje (empuje eléctrico), la corriente (intensidad) y la duración (tiempo de suministro), y cada uno de ellos desempeña un papel fundamental y diferente en el éxito de la desfibrilación. En una fórmula, los julios que suministra un DEA bifásico se expresan como julios (energía) = tiempo × voltaje × corriente.

Desfibrilación monofásica

La principal diferencia entre la administración de descargas monofásicas y bifásicas es que una corriente eléctrica monofásica se mueve en una sola dirección, mientras que una corriente bifásica es bidireccional (se mueve en línea recta y luego invierte su dirección).

Mientras que los primeros desfibriladores eran monofásicos, la desfibrilación bifásica se ha convertido en la norma en Estados Unidos en los últimos 20-30 años. Los usuarios previstos de desfibriladores externos automatizados (DEA) pueden beneficiarse de conocer las diferencias entre un desfibrilador monofásico y uno bifásico.

Si alguna vez ha visto un latido del corazón en una pantalla (como en un electrocardiograma), estará familiarizado con las ondas y los picos que se producen en el latido del corazón humano. En medicina, esto se conoce como “ritmo sinusal”.

Cuando los linieros empezaron a morir repentinamente por electrocución con la llegada de la electricidad de corriente alterna, se descubrió que estas ondas convertían su ritmo cardíaco sinusal normal en fibrilación auricular, lo que provocaba un paro cardíaco repentino y la muerte.