En este momento estás viendo Partes de un desfibrilador portatil

Partes de un desfibrilador portatil

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Partes y funciones del desfibrilador

Aprender a utilizar un DEA es muy intuitivo y sorprendentemente sencillo. Muchas personas afirman que es mucho más fácil que aprender la RCP. Los cursos actuales sobre el DEA suelen durar entre tres y cuatro horas, lo que permite disponer de tiempo suficiente para practicar y aumentar la competencia y la confianza del usuario. La Asociación Americana del Corazón, la Cruz Roja Americana, EMP America y el Consejo Nacional de Seguridad, entre otros, ofrecen formación sobre DEA y recursos relacionados. Los fabricantes de DEA también ofrecen recursos de formación.

Dado que la mayoría de los estados regulan la formación en materia de asistencia sanitaria para el personal de seguridad pública, es una buena idea consultar a las autoridades estatales para asegurarse de que su programa de formación se ajusta a las directrices estatales. Para ello, póngase en contacto con la agencia estatal del SME.

Nota: Si no hay pulso, encienda el DEA. Pulse el botón “on” o abra la tapa, según el dispositivo. Si hay un segundo reanimador disponible, éste debe continuar con la RCP hasta que se conecte el DEA.

Nota: Es muy importante colocar las almohadillas correctamente para que la corriente eléctrica pase por el corazón. Una almohadilla debe colocarse en la parte superior derecha del pecho de la víctima y la otra en la parte inferior izquierda. El vello grueso del pecho debe retirarse antes de colocar las almohadillas para garantizar un contacto adecuado.

Partes de la máquina desfibriladora

La parada cardiaca súbita se produce cuando el corazón deja de bombear sangre de forma repentina e inesperada. Puede ocurrirle a cualquiera, en cualquier momento, y los signos son el colapso repentino y la pérdida inmediata de conciencia.

A diferencia de los infartos, que se producen por la obstrucción de una arteria del corazón, la parada cardiaca súbita se produce por un mal funcionamiento del sistema eléctrico del corazón. Esto produce ritmos cardíacos anormales, llamados arritmias, que hacen que el corazón no pueda bombear sangre.

Un DEA es un tipo de desfibrilador informatizado que analiza automáticamente el ritmo cardíaco de las personas que sufren una parada cardíaca. Cuando es apropiado, administra una descarga eléctrica al corazón para restablecer su ritmo normal.    La conversión de una arritmia ventricular a su ritmo normal mediante una descarga eléctrica se denomina desfibrilación.

El personal de emergencias suele estar equipado y capacitado para utilizar los DEA. Algunas personas con enfermedades cardíacas subyacentes pueden tener un mayor riesgo de sufrir una parada cardíaca súbita. Su proveedor de atención médica puede indicarle si debe considerar la posibilidad de utilizar un DEA en casa.

Tipos de desfibrilador

Los desfibriladores son dispositivos que envían un pulso eléctrico o una descarga al corazón para restablecer el ritmo cardíaco normal. Se utilizan para prevenir o corregir una arritmia, es decir, un latido cardíaco irregular demasiado lento o demasiado rápido. Si el corazón se detiene repentinamente, los desfibriladores también pueden ayudar a que vuelva a latir. Los distintos tipos de desfibriladores funcionan de manera diferente. Los desfibriladores externos automáticos (DEA), que ahora se encuentran en muchos espacios públicos, se utilizan para salvar la vida de las personas que sufren una parada cardíaca. Incluso los transeúntes sin formación pueden utilizar estos dispositivos en caso de emergencia.

Otros desfibriladores pueden prevenir la muerte súbita entre las personas que tienen un alto riesgo de sufrir una arritmia potencialmente mortal. Entre ellos se encuentran los desfibriladores cardioversores implantables (DCI), que se colocan quirúrgicamente dentro del cuerpo, y los desfibriladores cardioversores portátiles (DCI), que se colocan sobre el cuerpo. Puede llevar tiempo y esfuerzo acostumbrarse a vivir con un desfibrilador, y es importante ser consciente de las posibles complicaciones.

Un DEA es un dispositivo portátil, ligero y que funciona con pilas, que comprueba el ritmo cardíaco y envía una descarga al corazón para restablecer el ritmo normal. El dispositivo se utiliza para ayudar a las personas que sufren una parada cardíaca.

Desfibrilador Aed

Los desfibriladores externos automáticos (DEA) son dispositivos portátiles que salvan vidas y están diseñados para tratar a las personas que sufren una parada cardíaca repentina, una condición médica en la que el corazón deja de latir de forma repentina e inesperada.

Los DEA son dispositivos portátiles que salvan vidas y están diseñados para tratar a las personas que sufren una parada cardíaca repentina, una condición médica en la que el corazón deja de latir de forma repentina e inesperada. El sistema de DEA incluye accesorios, como una batería y electrodos de almohadilla, que son necesarios para que el DEA detecte e interprete un electrocardiograma y administre una descarga eléctrica. Hay dos tipos principales de DEA: los de acceso público y los de uso profesional.