En este momento estás viendo Maniobra de rcp con desfibrilador

Maniobra de rcp con desfibrilador

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Colapso cardiopulmonar

Durante la parte práctica se utilizó un maniquí de reanimación cardiopulmonar (SVA), equipado con herramientas básicas para la vía aérea (es decir, bolsa autoinflable, cánula orofaríngea y mascarilla), un entrenador de DEA y un entrenador de desfibrilador manual. Se permitió a todos los participantes realizar la secuencia de SVB-D en el maniquí de entrenamiento bajo supervisión y orientación. Los participantes se dividieron en grupos de 5 personas. Cada grupo pasó más de 1 h de formación.Los datos se extrajeron de los dos cuestionarios. Ambos cuestionarios fueron rellenados por los participantes incluidos en el análisis final. La respuesta a los cuestionarios y la asistencia al curso eran opcionales. La elaboración del cuestionario inicial no incluía la asistencia obligatoria al curso formativo, mientras que todos los que habían participado en el curso formativo debían haber rellenado el cuestionario inicial.CuestionariosLos cuestionarios administrados a los participantes antes y después del curso fueron:

Archivo adicional 1: Material 1. Cuestionario “A”: Cuestionario previo al curso sobre la experiencia personal en el manejo de la parada cardiaca. SVB: Soporte Vital Básico; ALS: Soporte Vital Avanzado; ATLS : Soporte Vital Avanzado en Trauma; OR : Quirófano; ROSC: Retorno de la Circulación Espontánea ; UCI: Unidad de Cuidados Intensivos. Archivo adicional 1: Material 2. Cuestionario “B”: Conocimiento de la guía BLS-D del ERCDerechos y permisos

Reanimación cardiopulmonar aussprache

Figura 1. Distribución de los ritmos cardíacos registrados. Los valores son números y porcentajes del total. FA: fibrilación auricular; BAV: bloqueo auriculoventricular; FV gruesa: fibrilación ventricular gruesa (> 200mV); FV fina: fibrilación ventricular fina (≤ 200mV); SB: bradicardia sinusal; TV: taquicardia ventricular.(0.11MB). El resto de trazados en orden de frecuencia fueron ritmo sinusal (28 pacientes, 14,9%), bloqueo auriculoventricular de segundo y tercer grado (22; 11,7%), fibrilación auricular (6; 3,2%), bradicardia sinusal (5; 2,6%) y TV (4; 2,1%). Los ritmos desfibrilables constituyeron el 25% de todos los trazados.Evaluación del funcionamiento del desfibrilador externo automáticoDe todas las activaciones analizadas, el DEA determinó que 39 trazados contenían un ritmo inicial desfibrilable (20,7%). No hubo falsos positivos. En la Figura 2 se muestra un trazado de un ritmo desfibrilable tratado con éxito.

Figura 2. Ejemplo de un ritmo desfibrilable tratado con éxito. Tras la colocación del cable, se detectó una fibrilación ventricular gruesa, a la que siguió una descarga eficaz que invirtió el ritmo ventricular anormal. El trazado muestra las fases de diagnóstico, carga y descarga del dispositivo. RCP, reanimación cardiopulmonar.(1,11MB). Los DEA determinaron que 149 de los trazados (79,2%) no eran desfibrilables. Se identificaron ocho falsos negativos (4 FV finas y 4 FV gruesas) (Figura 3).

Canción de Cpr

T.M. Olasveengen declara la financiación de la investigación por parte de la Fundación Laerdal y la Fundación Zoll. J. Soar declara su papel como editor de Resuscitation; declara la financiación institucional de la investigación para el proyecto Audit-7. M. Smyth declara una financiación de investigación institucional no especificada. G. Ristagno declara su papel de consultor para Zoll; informa de una subvención de investigación de Zoll para el ensayo AMSA y otras subvenciones institucionales: Apoyo de Horizonte 2020 de la UE para ESCAPE-NET, apoyo de la Fondazione Sestini para el proyecto “CPArtrial”, Horizonte 2020 de la UE y Coordinación y apoyo para la acción “iProcureSecurity”. G.D. Perkins informa de la financiación de Elsevier por su papel como editor de la revista Resuscitation. Informa de la financiación de la investigación por parte del National Institute for Health Research en relación con el ensayo PARAMEDIC2 y el proyecto RESPECT y del Resuscitation Council UK y la British Heart Foundation para el OHCAORegistry. A. Handley declaró su función de asesor médico de British Airways y director médico de Places for People. F. Semeraro, M. Castren, A. Kuzovlev, K.G. Monsieurs, V. Raffay y H. Svavarsdóttir declaran no tener intereses en competencia. [Stand 07.05.2020, Originalartikel in Resucitation]

RCP posterior

Se evaluaron cuarenta y ocho médicos generales que iniciaban programas de residencia en anestesiología o medicina interna. Respondieron a una prueba escrita del Curso de Soporte Vital Básico de la Asociación Americana del Corazón modificada y participaron individualmente en un escenario simulado de parada cardiaca con FV presenciada. Se registró la ejecución de las tareas de reanimación en el orden correcto, la calidad de las maniobras y el uso del desfibrilador.

Todos los participantes reconocieron la importancia de la RCP ininterrumpida y de la desfibrilación temprana. El 75% conocía la frecuencia correcta de las compresiones torácicas, pero sólo el 6,25% conocía todas las características de las compresiones torácicas eficaces. El 98% conocía el número recomendado de respiraciones por ciclo. En la práctica, el 58% realizó ventilaciones efectivas, el 33% realizó compresiones ininterrumpidas, el 14% las hizo con la frecuencia adecuada y sólo el 8% realizó las compresiones torácicas de forma adecuada. El 44% solicitó un desfibrilador antes de los 30 segundos y el 31% realizó la primera desfibrilación antes de los 30 segundos de la llegada del desfibrilador. La secuencia de vía aérea, respiración, circulación y desfibrilación fue realizada correctamente por el 12% de los participantes y el 80% reconoció que su formación médica era inadecuada o insuficiente para gestionar una parada cardíaca.