Influencia de medicamentos en los desfibriladores implantados

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Comentarios

Su marcapasos está diseñado para funcionar correctamente con la mayoría de los aparatos y herramientas. Sin embargo, las fuertes interferencias electromagnéticas (IEM) de algunos aparatos y herramientas pueden afectar al funcionamiento de su marcapasos. Estos efectos suelen ser temporales. Aun así, le recomendamos que siga estas pautas para estar seguro.

Su marcapasos lleva incorporadas funciones que lo protegen de las IEM procedentes de la mayoría de los artículos domésticos. No obstante, debe mantener una cierta distancia con respecto a ciertos artículos y no utilizar otros en absoluto. Conozca los detalles de seguridad a continuación.

Fármacos que aumentan el dft

Desde la primera implantación de un desfibrilador cardioversor implantable (DCI) en un ser humano en 1980 (1), múltiples ensayos clínicos han evaluado su impacto en la mortalidad y han observado efectos beneficiosos entre los pacientes con DCI (2-9). En consecuencia, el tratamiento con CDI se ha convertido en una opción terapéutica generalizada para los pacientes con riesgo de muerte súbita cardíaca (10, 11). Además de su impacto en la supervivencia, la influencia del implante de DAI en la calidad de vida relacionada con la salud de los pacientes (QoL) ha adquirido una importancia creciente. La mejora de la calidad de vida de los pacientes cardíacos tras la implantación de un DAI podría explicarse por la tranquilidad y la protección que les proporciona el dispositivo. Además, el DCI puede reducir las preocupaciones de salud de los pacientes y permitirles volver a un estilo de vida autónomo y vital (12, 13). Sin embargo, vivir con un dispositivo implantado anticipando o recordando descargas imprevisibles y dolorosas puede provocar sentimientos de dependencia, angustia psicológica o miedo. Entre las posibles consecuencias se encuentran la ansiedad, la depresión o las conductas de evitación, como las limitaciones autoimpuestas a las actividades físicas, el empleo o la conducción (14-16). Estas reacciones y los aspectos estéticos pueden dar lugar a una reducción de la calidad de vida de los pacientes con un DAI.

Bisoprolol y marcapasos

Se revisaron las interacciones de los fármacos y los desfibriladores, con énfasis en los desfibriladores cardioversores implantables. Se identificaron artículos mediante búsquedas en MEDLINE desde 1966 hasta el presente; se identificaron fuentes adicionales a partir de las listas de referencias de estos artículos. Los fármacos pueden tener interacciones tanto beneficiosas como perjudiciales con la terapia eléctrica. Las interacciones beneficiosas incluyen la reducción de la energía necesaria para desfibrilar el corazón y de la aparición de arritmias, lo que da lugar a una disminución de la frecuencia de las descargas, una mayor longevidad del dispositivo y una mayor comodidad para el paciente. Las interacciones potencialmente perjudiciales incluyen la alteración de la detección de la taquicardia ventricular; la alteración del umbral de estimulación, lo que resulta en la interferencia con la bradicardia o la estimulación antitaquicardia; el desarrollo de taquicardia ventricular incesante; y el aumento de la energía necesaria para desfibrilar el corazón. A medida que aumenta el uso de desfibriladores cardioversores implantables, los farmacéuticos deben ser conscientes de las posibles interacciones entre los medicamentos y los dispositivos.

Sotalol y marcapasos

Las sustancias para las que no se encontró un equivalente no se incluyeron en el análisis. En caso de nombramiento múltiple de un principio activo, éste sólo se tuvo en cuenta una vez a la hora de determinar la IDP.Para caracterizar la población del estudio, se consideró la información de base sobre edad, sexo, lugar de residencia, raza y posibles comorbilidades más frecuentes.Análisis estadísticoTodos los análisis se consideraron exploratorios. Las características de los pacientes, la frecuencia de las categorías de IDP, así como la comparación de los pacientes con o sin IDP, se analizaron mediante métodos descriptivos de medias y desviaciones estándar para los datos continuos y frecuencias absolutas y relativas para los datos categóricos. Se realizaron pruebas de chi cuadrado para aquellas variables categóricas en las que la comparación de los pacientes con o sin PDDI mostraba diferencias descriptivas relevantes. Todos los análisis se realizaron con el programa SPSS para Windows (IBM SPSS Statistics 24).ResultadosCaracterísticas de la población del estudioLas características de la población del estudio se presentan en la tabla 1 por separado para la población total (n = 524) y la submuestra de la población de riesgo (n = 383) que tomaba ≥2 fármacos diariamente.