En este momento estás viendo Experimentos con desfibriladores en animales

Experimentos con desfibriladores en animales

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Comentarios

La desfibrilación es un tratamiento para las arritmias cardíacas potencialmente mortales, concretamente la fibrilación ventricular (V-Fib) y la taquicardia ventricular no perfusional (V-Tach).[1][2] Un desfibrilador suministra una dosis de corriente eléctrica (a menudo denominada contrachoque) al corazón. Aunque no se comprende del todo, este proceso despolariza una gran parte del músculo cardíaco, poniendo fin a la arritmia. Posteriormente, el marcapasos natural del cuerpo en el nódulo sinoauricular del corazón es capaz de restablecer el ritmo sinusal normal[3] Un corazón en asistolia (línea plana) no puede reiniciarse con un desfibrilador, sino que se trataría con reanimación cardiopulmonar (RCP).

A diferencia de la desfibrilación, la cardioversión eléctrica sincronizada es una descarga eléctrica administrada en sincronía con el ciclo cardíaco[4] Aunque la persona puede seguir estando en estado crítico, la cardioversión suele tener como objetivo poner fin a las arritmias cardíacas de mala perfusión, como la taquicardia supraventricular[1][2].

Los desfibriladores pueden ser externos, transvenosos o implantados (desfibrilador cardioversor implantable), según el tipo de dispositivo que se utilice o necesite[5] Algunas unidades externas, conocidas como desfibriladores externos automáticos (DEA), automatizan el diagnóstico de los ritmos tratables, lo que significa que los socorristas o transeúntes pueden utilizarlos con éxito con poca o ninguna formación[2].

NUEVA Unidad Hydra y ALAS – Simulador de Batalla de la Revuelta Animal

Todos los animales fueron manipulados de acuerdo con las directrices institucionales y de los Institutos Nacionales de Salud, según un protocolo aprobado por el Comité Institucional de Cuidado y Uso de Animales de la Universidad de Iowa.

Acceso abierto Este artículo se distribuye bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution 4.0 International License (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/), que permite su uso, distribución y reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre que se dé el crédito correspondiente al autor o autores originales y a la fuente, se proporcione un enlace a la licencia Creative Commons y se indique si se han realizado cambios. La renuncia a la Dedicación de Dominio Público de Creative Commons (http://creativecommons.org/publicdomain/zero/1.0/) se aplica a los datos disponibles en este artículo, a menos que se indique lo contrario.

Reimpresiones y permisosAcerca de este artículoCite este artículoShusterman, V., Hodgson-Zingman, D., Thedens, D. et al. Desfibrilación externa de alta energía y estimulación transcutánea durante la RM: viabilidad y seguridad.

Desfibrilador con prensa hidráulica

El Desfibrilador Externo Automatizado (DEA) es un dispositivo electrónico portátil que diagnostica automáticamente las arritmias cardíacas potencialmente mortales de la fibrilación ventricular y la taquicardia ventricular en un paciente, y es capaz de tratarlas mediante la desfibrilación, la aplicación de una terapia eléctrica que detiene la arritmia, permitiendo que el corazón restablezca un ritmo eficaz para evitar la muerte del huésped. El desfibrilador se utiliza en casos de arritmias cardíacas que ponen en peligro la vida del paciente y provocan una parada cardíaca. A diferencia de un desfibrilador externo manual, en el que el usuario debe seleccionar el voltaje y el tiempo adecuados, un DEA los establece de forma autónoma en respuesta al ritmo cardíaco del paciente.

En la serie Battlefield, los desfibriladores aparecen como artilugios en múltiples entregas y se utilizan para reanimar a los compañeros muertos, y son capaces de matar a los enemigos en todas sus apariciones. Su forma de uso, (tiempo de enfriamiento, distancia de uso, tipos de muertes de las que un jugador puede ser revivido), difieren en cada entrega. En función de la temática del juego, el desfibrilador puede ser sustituido por la jeringuilla o el autoinyector.

NUEVO Creador de Unidades con DINOSAURIOS – Batalla de la Revuelta Animal

En 1775, un veterinario holandés llamado Peter Abildgaard utilizó la electricidad para detener -y luego revivir- el corazón de un pollo, demostrando así de una vez por todas que la electricidad podía utilizarse para manipular los ritmos cardíacos. Desde entonces, los científicos han trabajado con ahínco para dominar el arte de la desfibrilación, es decir, el proceso de utilizar descargas eléctricas controladas para restablecer el funcionamiento normal del corazón de las personas que sufren una parada cardíaca.

Los desfibriladores externos automatizados de hoy en día son capaces de evaluar los ritmos cardíacos, de instruir a los usuarios en tiempo real y de administrar descargas automáticas o semiautomáticas. Damos por sentado lo intuitivos que son estos dispositivos, pero ha sido un largo y complicado camino el que ha llevado de los pollos de zapping a la desfibrilación a la carta. La historia completa de los DEA es compleja y apasionante.

A principios del siglo XX, las paradas cardíacas se convirtieron en una de las principales causas de muerte en todo el país. Irónicamente, esta afección se hizo común porque la gente estaba cada vez más sana. Es decir, de repente vivían lo suficiente como para desarrollar enfermedades cardíacas debilitantes. Las enfermedades infecciosas ya no dominaban el día.