Estudio danish desfibrilador en miocardiopatia no diltada

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Prueba Care hf

Como se ha sugerido recientemente, una evaluación poliparamétrica puede ayudar a mejorar la idoneidad del tratamiento con CDI al identificar selectivamente a los pacientes que pueden obtener un mayor beneficio de él (Disertori et al., 2013, 2016a). Se han propuesto varios marcadores invasivos y no invasivos de riesgo arrítmico (Disertori et al., 2016a). Entre ellos, la identificación de la fibrosis mediante resonancia magnética cardíaca con realce tardío de gadolinio (LGE-CMR) parece el marcador más prometedor en los pacientes con MCD (Disertori et al., 2017).

El diagnóstico clínico de la MCD se basa actualmente en su fenotipo morfofuncional, pero no en las bases etiopatogénicas. Más allá de la distinción entre causas no genéticas y genéticas, una propuesta reciente del Grupo de Trabajo de Enfermedades Miocárdicas y Pericárdicas de la ESC ha destacado la distinción entre los fenotipos de la MCD y la miocardiopatía hipocinética no dilatada (Pinto et al., 2016). La MCD es genética en una gran proporción de casos y es un ejemplo de heterogeneidad genética, con muchos genes de la enfermedad y genes candidatos implicados (Arbustini et al., 2014). Como sugieren las directrices actuales (Priori et al., 2015), tanto los antecedentes familiares como el genotipado pueden ayudar a la clasificación diagnóstica y pronóstica de los pacientes con MCD familiar, en particular para la identificación de antecedentes familiares de MSC y de mutaciones patológicas (por ejemplo, Lamin A/C; van Rijsingen et al., 2012). Ambos factores podrían ayudar a identificar a los pacientes con mayor riesgo de MSC incluso en presencia de una FE moderadamente deprimida. En la figura 1 se muestra una propuesta de ampliación de los criterios de prevención primaria de la MSC, que combina la FE del ventrículo izquierdo con la evaluación de la fibrosis ventricular mediante RTG-CMR y los antecedentes familiares de MCD y/o MSC (Disertori et al., 2016a; Arbustini et al., 2017).

Juicio por hurto

La miocardiopatía dilatada no isquémica (MCD) se da en 1 de cada 2.500 individuos de la población general y se asocia a una morbilidad y mortalidad considerables. Los estudios que incluyen un gran número de pacientes no seleccionados con MCD han dado lugar a directrices de consenso que recomiendan la implantación de un desfibrilador cardioversor implantable (DCI) para la protección contra la muerte súbita cardíaca (MSC) en aquellos con una FEVI ≤35%. El objetivo de este artículo es revisar la literatura sobre otros marcadores potenciales, incluyendo datos serológicos, electrocardiográficos, ecocardiográficos, de resonancia magnética cardiaca, de ECG ambulatorio y genéticos, para destacar otros marcadores potenciales que puedan optimizar la estratificación del riesgo de MSC en esta cohorte y permitir así un enfoque más personalizado del implante de DAI.

Estudios recientes, como el estudio danés para evaluar la eficacia de los DAI en pacientes con insuficiencia cardiaca sistólica no isquémica sobre la mortalidad (DANISH), han cuestionado los beneficios de la implantación de DAI en este grupo de pacientes sin que se produzcan cambios en la mortalidad por cualquier causa. Las recientes cohortes agrupadas de pacientes con MCD genética y, en particular, de aquellos con mutaciones en Lamin A/C (LMNA) han identificado a pacientes con mayor riesgo de MSC y han permitido la creación de algoritmos para pronosticar el riesgo de MSC en los portadores de mutaciones. Además, las pruebas genéticas han identificado otros genes causantes de MCD, como la filamina C (FLNC) y el RBM20, que pueden estar asociados a tasas más altas de arritmia ventricular. Hasta la fecha, la estratificación del riesgo de MCD se ha visto obstaculizada por la utilización de subconjuntos heterogéneos de pacientes con MCD idiopática y por el uso de modelos de riesgo estáticos en los que las predicciones se basan en un único punto temporal sin tener en cuenta la progresión de la enfermedad. El enfoque actual de la estratificación de riesgo personalizada para la MCD está cambiando hacia una mejor caracterización de la etiología subyacente de la MCD y el desarrollo de modelos de estratificación de riesgo multiparamétricos que incorporan características de la enfermedad dependientes del tiempo y nuevos biomarcadores.

Directrices Esc arritmias ventriculares

El objetivo primario de este estudio es determinar la eficacia del tratamiento con CDI en comparación con el control en el criterio de valoración de la muerte por cualquier causa en pacientes con insuficiencia cardíaca de etiología no isquémica.

Resumen de los criterios de elegibilidad de los sujetos: Pacientes con insuficiencia cardíaca clínica, fracción de eyección ventricular izquierda (FEVI) ≤ 35%, etiología no isquémica y NT-proBNP superior a 200 pg/ml. Los pacientes en clase IV de la NYHA sólo serán aleatorizados si también cumplen los criterios para un marcapasos biventricular.

Cribado y aleatorización: Tras la firma del consentimiento informado, el cribado incluirá la historia clínica, las constantes vitales, la exploración física, la química sanguínea, la hematología y el NT-proBNP. Tras cumplir todos los criterios de elegibilidad, los sujetos serán aleatorizados 1:1 para recibir la implantación del DCI o continuar con el control habitual. La aleatorización se estratificará según el tratamiento con un marcapasos biventricular.

Tratamiento: Tras la aleatorización, los pacientes asignados al tratamiento con CDI deberán recibirlo lo antes posible y preferiblemente en un plazo de 2 semanas (como máximo 4 semanas). El CDI se programará con estimulación antitaquicardia y terapia de choque.

Madit-ii

ResumenLa muerte súbita cardíaca (MSC) y las arritmias ventriculares significativas en pacientes con miocardiopatía dilatada (MCD) se han reducido notablemente en las dos últimas décadas como resultado de los avances en el tratamiento farmacológico y no farmacológico. El desfibrilador cardioversor implantable (DAI) de prevención primaria desempeña un papel importante en el tratamiento de los pacientes con riesgo de MCD causado por arritmias ventriculares. Sin embargo, la estratificación del riesgo arrítmico en los pacientes con MCD sigue siendo extremadamente difícil, y la decisión de implantar un DAI en prevención primaria basada únicamente en la fracción de eyección del ventrículo izquierdo (FEVI) parece ser insuficiente. Esta revisión proporciona una actualización de las pruebas actuales para la implantación de DAI de prevención primaria, la estratificación del riesgo arrítmico y la predicción del remodelado inverso del ventrículo izquierdo (RVI) en pacientes con MCD, además de las recomendaciones más recientes de las directrices para la implantación de DAI de prevención primaria en pacientes con MCD y una propuesta de algoritmo multiparamétrico basado en la estratificación del riesgo arrítmico y la predicción del remodelado inverso del ventrículo izquierdo (RVI) para identificar mejor a los pacientes que probablemente se beneficien del DAI de prevención primaria.