En este momento estás viendo Desfibrilador en infarto agudo de miocardio

Desfibrilador en infarto agudo de miocardio

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

¿Por qué un desfibrilador implantable no es útil pronto?

ResumenEl desfibrilador implantable (DCI) palia eficazmente los eventos arritmogénicos y, por tanto, reduce la mortalidad total en pacientes tras un primer episodio de parada cardiaca. En la actualidad, cuatro ensayos controlados aleatorios han abordado la cuestión de la prevención primaria mediante el DCI en pacientes con enfermedad arterial coronaria y se dispone de dos pequeños estudios que tratan de pacientes que sufren una miocardiopatía no isquémica. Es importante destacar que ninguno de los estudios aleatorizados en pacientes que padecen una enfermedad arterial coronaria ha examinado el papel potencial del DCI en pacientes que se encuentran en la fase inicial después de un infarto de miocardio. En los próximos 12 meses se esperan datos adicionales importantes de varios estudios que han completado el registro y el seguimiento de los pacientes. Todos los estudios son ensayos prospectivos aleatorios que investigan los efectos del DCI en comparación con el tratamiento médico óptimo. Este documento resume la justificación, el diseño y las contribuciones específicas del ensayo sobre el desfibrilador en el infarto de miocardio (DINAMIT) en comparación con otros estudios relevantes sobre la prevención primaria de la muerte súbita cardíaca.

Angina frente a IM para los paramédicos

El cardioversor/desfibrilador implantable (CDI) ha demostrado ser superior al tratamiento farmacológico antiarrítmico para la prevención secundaria de la muerte súbita cardíaca. Se desconoce su papel en la prevención primaria de la muerte súbita tras un infarto de miocardio. Métodos y resultados El Ensayo sobre el Desfibrilador en el Infarto de Miocardio Agudo (DINAMIT) es una comparación aleatoria, abierta y de grupos paralelos del tratamiento con CDI frente a la ausencia de tratamiento con CDI en supervivientes seleccionados de infarto de miocardio. Pondrá a prueba la hipótesis de que la reducción de la muerte súbita arritmogénica mediante el DCI dará lugar a una reducción de las tasas de mortalidad global en pacientes de alto riesgo tras un infarto agudo de miocardio. En consecuencia, este estudio multicéntrico internacional tiene como objetivo inscribir a pacientes poco después de su infarto (del día 6 al 40) que tengan una función ventricular izquierda reducida (fracción de eyección del ventrículo izquierdo </=0. 35) y un deterioro de la función autonómica cardíaca mostrado por una variabilidad de la frecuencia cardíaca deprimida (desviación estándar de los intervalos R-R normales </=70 ms) o una frecuencia cardíaca media de 24 horas elevada (intervalo R-R medio de 24 horas </=750 ms, evaluado mediante monitorización Holter). Se realizará un seguimiento de los pacientes durante una media de aproximadamente 3 años, con un análisis posterior de los datos basado en el principio de intención de tratamiento. El resultado primario es la muerte por cualquier causa. Se espera que el ensayo finalice en 2003.

Gripe y eventos cardiovasculares agudos

El riesgo de muerte súbita es mayor al principio del infarto de miocardio (IM) y disminuye progresivamente en los 6 a 12 meses siguientes. Sin embargo, varios ensayos clínicos aleatorizados no han podido demostrar un beneficio de supervivencia de los desfibriladores cardioversores implantables cuando se implantan de forma precoz tras el IM en pacientes de alto riesgo. La etiología de esta paradoja entre el IM agudo y la muerte súbita no está clara, pero puede estar relacionada con la naturaleza cambiante del sustrato durante el período de varios meses posterior al IM agudo. Es necesario seguir investigando para delimitar las causas reales de la muerte en el período inicial posterior al IM y qué intervenciones pueden aplicarse para reducir la mayor tasa de muerte súbita que se observa.

Goldberger, J. J., y Passman, R. (2009). Implantación de un desfibrilador cardioversor tras un infarto agudo de miocardio. The Results Are Not Shocking. Journal of the American College of Cardiology, 54(22), 2001-2005. https://doi.org/10.1016/j.jacc.2009.08.018

Goldberger, Jeffrey J. ; Passman, Rod. / Implantable Cardioverter-Defibrillator Therapy After Acute Myocardial Infarction. The Results Are Not Shocking. En: Journal of the American College of Cardiology. 2009 ; Vol. 54, No. 22. pp. 2001-2005.

Un ensayo de un desfibrilador cardioversor portátil

Un desfibrilador cardioversor implantable (DCI) es un pequeño dispositivo alimentado por pilas que se coloca en el pecho para detectar y detener los latidos irregulares (arritmias). Un DCI controla continuamente los latidos del corazón y administra descargas eléctricas, cuando es necesario, para restablecer un ritmo cardíaco regular.

Puede necesitar un DCI si tiene un ritmo cardíaco peligrosamente rápido que impide que su corazón suministre suficiente sangre al resto del cuerpo (como la taquicardia ventricular o la fibrilación ventricular) o si tiene un alto riesgo de sufrir un problema de ritmo cardíaco de este tipo (arritmia), normalmente debido a un músculo cardíaco débil.

Un desfibrilador cardioversor implantable subcutáneo (S-ICD) es una alternativa menos invasiva a un DCI tradicional. El dispositivo S-ICD se implanta bajo la piel en el lateral del pecho, debajo de la axila. Se conecta a un sensor que recorre el esternón.

Su médico puede recomendarle un DCI si ha tenido signos o síntomas de un determinado tipo de ritmo cardíaco irregular llamado taquicardia ventricular sostenida, incluyendo desmayos. También puede recomendarle un DAI si ha sobrevivido a una parada cardíaca. Otras razones por las que puede beneficiarse de un DCI son: