En este momento estás viendo Cuales son los ritmos de paro no desfibrilables

Cuales son los ritmos de paro no desfibrilables

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Ritmos impactantes

Antecedentes: La hipertermia es frecuente tras una parada cardiaca, y se asocia a un mal pronóstico vital y neurológico. En los últimos años se han publicado algunos estudios que muestran beneficios con la hipotermia moderada en estos pacientes, y otros estudios no han mostrado tales beneficios. Objetivo: Recopilar todos los ensayos clínicos que evalúan la utilidad de la hipotermia terapéutica moderada en los supervivientes de una parada cardiaca. Método: Se realizó una búsqueda exhaustiva de los ensayos clínicos que evalúan la hipotermia moderada en pacientes que sobreviven a una parada cardíaca. Se evaluó la mortalidad y la calidad de vida de los supervivientes. Se evaluó la calidad de los estudios incluidos, el sesgo de publicación y la heterogeneidad de los resultados. Resultados: no hay una reducción significativa de la mortalidad (RR 0,97; IC del 95%: 0,93-1,01) ni un aumento de la calidad de vida (RR 1,07; IC del 95%: 0,94-1,21) de los pacientes sometidos a hipotermia moderada frente a los no tratados con ella. No hay resultados diferentes en los pacientes con parada cardíaca con ritmos desfibrilables y no desfibrilables, con los diferentes métodos de enfriamiento utilizados, o incluso con la inducción de hipotermia intracardíaca. La mortalidad de estos pacientes es elevada, y no hay diferencias significativas en relación con la edad o el sexo de los mismos. Conclusiones: En los pacientes que sobreviven a una parada cardíaca, no se recomienda la inducción de hipotermia moderada.

Fibrilación ventricular

El objetivo de este estudio es analizar las características de las paradas cardíacas extrahospitalarias en función de si los pacientes recibieron reanimación por parte de los testigos antes de la llegada de la ambulancia, y describir los factores asociados a los intentos de reanimación por parte de los testigos.

Se realizó un estudio observacional retrospectivo. Se recogieron datos clínicos de pacientes con paradas cardíacas en el País Vasco (España) durante un período de cinco años. Las características epidemiológicas compararon la reanimación iniciada por los transeúntes con la reanimación llevada a cabo por los cuidadores de la ambulancia. La relación entre la no reanimación iniciada por el transeúnte y los diferentes factores de exposición se exploró mediante un análisis de regresión logística múltiple.

Existen diferencias en las paradas cardíacas según si han sido reanimadas por los transeúntes. Estas características pueden influir en la decisión del transeúnte de iniciar (o no) las maniobras de reanimación y en la evolución.

Comparar las características epidemiológicas de las paradas cardiacas extrahospitalarias en función de si fueron o no atendidas por espectadores antes de la llegada de la ambulancia y describir los factores asociados a la reanimación por testigos.

Ritmos no conmocionables

Figuras (1)Tablas (5)Tabla 1. Análisis descriptivo: Características generales de la población y la atención recibidaTabla 2. Análisis univariado: Variables asociadas a que los pacientes lleguen vivos al hospital (n=4072)Tabla 3. Análisis univariado: Variables asociadas a un buen resultado neurológico al alta hospitalaria entre los pacientes ingresados (n=1245; categoría de perfomance cerebral 1-2, n=417)Tabla 4. Análisis multivariante: Variables asociadas a un buen resultado neurológico al alta hospitalaria. Análisis multivariable: Variables asociadas a la llegada de los pacientes vivos al hospital (pulso presente) Análisis multivariable: Variables asociadas a un buen resultado neurológico al alta hospitalaria (n=1245; categoría de perfomance cerebral 1-2, n=417)Mostrar másMostrar menos

ACP: parada cardiopulmonar; DCP: categoría de rendimiento cerebral; EE: equipo de emergencias; SV: servicio de emergencias extrahospitalario; AEP: actividad eléctrica sin pulso; FV: fibrilación ventricular; TV: taquicardia ventricular. Salvo que se indique lo contrario, los datos se expresan como n (%), media ± desviación estándar o mediana [rango intercuartil].*Se excluyen las 600 paradas cardiopulmonares presenciadas por el equipo de emergencias.Las variables asociadas a la probabilidad de que los pacientes lleguen vivos al hospital o lleguen con pulso se recogen en la Tabla 2. Durante la hospitalización, 20 pacientes fueron tratados con hipotermia y 249 pacientes fueron sometidos a ICP.Tabla 2.Análisis univariante: Variables asociadas a la llegada de los pacientes vivos al hospital (n=4072) Variables

Comentarios

Los ritmos que no son susceptibles de descarga son la actividad eléctrica sin pulso (AEP) y la asistolia. En estos casos, la identificación de la causa primaria, la realización de una buena reanimación cardiopulmonar y la administración de epinefrina son las únicas herramientas que tiene para reanimar al paciente. Los ritmos desfibrilables son ritmos causados por una aberración en el sistema de conducción eléctrica del corazón.

La taquicardia ventricular (taquicardia v) suele responder bien a la desfibrilación. Este ritmo suele aparecer en el monitor como un ritmo amplio, regular y muy rápido. La taquicardia ventricular es un ritmo de mala perfusión; los pacientes pueden presentarse con o sin pulso. La mayoría de los pacientes con este ritmo están inconscientes y sin pulso, por lo que es necesaria la desfibrilación para “reiniciar” el corazón y que el marcapasos primario (normalmente el nódulo sinoauricular) pueda tomar el control. Pueden ser necesarias varias descargas, pero también son importantes unas buenas compresiones y una ventilación adecuada.

La fibrilación ventricular (fibrilación ventricular) es una causa frecuente de parada cardíaca extrahospitalaria. En este caso, el corazón tiembla de forma ineficaz y no se bombea sangre al exterior. En el monitor, la fibrilación ventricular se verá como una línea ondulada desordenada. La fibrilación ventricular puede ser fina o gruesa; la fibrilación ventricular gruesa tiene más probabilidades de convertirse tras la desfibrilación que la fibrilación ventricular fina.