COVID – 19 y RCP

COVID – 19 y RCP

Esta semana vamos a tratar un tema que va a marcar las condiciones de seguridad en el área de la formación en RCP y la reanimación de pacientes tanto adultos, pediátricos como neonatos. Efectivamente, vamos a tratar el efecto de la COVID-19 en el área de la cardioprotección. Para ello nos serviremos de las informaciones publicadas por las instituciones que marcan las directrices en el mundo de la reanimación; ILCOR, ERC y AHA. Como siempre, este espacio de información viene de la mano de IBEROCARDIO FORMACIÓN SL, no dudéis en visitar la página web para obtener información nuestra amplia oferta formativa. Comenzamos.

¿Qué es la COVID-19?

Antes de comenzar es interesante repasarlos aspectos más importantes en relación al virus COVID-19 también conocido como coronavirus. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) los coronavirus son enfermedades que pueden afectar tanto a humanos como animales. En los seres humanos esta enfermedad se manifiesta a través de infecciones respiratorias leves  o severas tales como el síndrome respiratorio MERS o SARS. De este modo la COVID-19 es el último de los coronavirus descubiertos. El origen de la enfermedad es desconocido, pero el primer foco fue localizado a finales de 2019 en la localidad china de Wuhan.

¿Cómo se propaga la COVID-19?

La COVID-19 ha demostrado un alto y rápido nivel de contagio entre seres humanos siendo capaz de infectar a ciudadanos de todos los continentes en tan solo unas semanas, convirtiéndose por el momento en la gran pandemia del siglo XXI. Este coronavirus se propaga a través de las gotículas que pueden ser expedidas por la nariz y bocal al toser, estornudar o hablar. Una persona puede contagiarse al inhalar dichas partículas procedentes de una persona infectada. Además, no todos los pacientes padecen síntomas a pesar de haber contraído la enfermedad, es decir, son asintomáticos factor que incrementa el riesgo de contagios.  Por este motivo el ratio de contagio de esta enfermedad es muy elevado por lo que se deben mantener medidas de seguridad (EPIS) y unas medidas de distanciamiento entre personas de aproximadamente 1.5 metros. Las medidas de seguridad necesarias para frenar la propagación del virus van a estar presente en nuestro día a día. Todas las industrias y sectores productivos van a tener que adaptar sus actividades en base a nuevos planes de seguridad anti COVID-19.

Mascarilla (EPI)

¿Cómo afecta el coronavirus COVID-19 al desarrollo de la RCP?

Como hemos introducido nos encontramos ante un virus altamente contagioso por lo que debemos de extremas las medidas de seguridad tanto en la formación de técnicas RCP como durante una intervención de reanimación a un paciente real. Para poder entender mejor la situación vamos a proceder a resumir la directrices de las principales instituciones reguladoras ILCOR, ERC y AHA.

ILCOR

La institución reguladora internacional ILCOR , International Liaison Committee on Resuscitation nos facilita una serie de recomendaciones clave para evitar contagios durante el rescate de pacientes que han sufrido un paro cardíaco, estas recomendaciones incluyen los siguientes puntos:

  • Las compresiones torácicas y la reanimación cardio-pulmonar pueden generar gotículas. Por lo que debemos extremar la precaución.
  • Se recomienda únicamente el desarrollo del masaje cardíaco y la desfibrilación.
  • Las ventilaciones solo son recomendables en rescates pediátricos y neonatales.
  • Se recomienda el uso de equipamiento de protección personal.

ERC

A nivel europeo, el European Resuscitation Council  pone a nuestra disposición las siguientes recomendaciones para usuarios (reanimadores) no profesionales en materia de Soporte Vital Básico y para personal cualificado en Soporte Vital Avanzando:

Rescates en pacientes adultos SVB:

  • Identificación de una parada cardiorrespiratoria si la persona no responde y no respira de forma normal.
  • Cuando se percibe que la victima respira, debemos asegurarnos de si la persona respira de forma correcta. Para evitar riesgo de contagio no se debe abrir la boca de la víctima ni se debe colocar la cara cerca de la cara del paciente.
  • Llamar a los servicios de emergencia si la víctima no responde y no respira con normalidad.
  • En rescates unipersonales, se recomienda que el reanimador utilice el móvil en manos libres para comunicarse con los servicios de emergencia.
  • Se recomienda que los reanimadores no profesionales coloquen, una mascarilla, una tela o pañuelo sobre la boca de la víctima para reducir el riesgo de contagio.
  • Primeros intervinientes no profesionales deben seguir las instrucción del operador del centro de llamadas de los servicios de emergencia.
  • Luego de realizar la RCP, el rescatador debe lavarse y desinfectarse las manos con jabón y gel con alcohol.

Rescates en pacientes adultos SVA:

  • Los equipos de respuesta ante una emergencia dentro y fuera del ámbito hospitalario deben estar formados y tener acceso a equipos de protección personal.
  • Reconocimiento de una parada cardíaca por la ausencia de signos de vida en la victima.
  • Realizar compresiones torácicas y ventilaciones con ayuda de resucitadores manuales siguiendo el ratio 30:2.
  • Utilización de filtros de alta eficiencia HEPA.
  • Utilizar ambas manos para incrementar la sujeción y fijación de la máscara del resucitador manual.
  • Hacer uso del desfibrilador y seguir las instrucciones en caso de estar disponibles.

Rescates pediátricos:

El ERC afirma que en el 70% de los paros cardíacos que tienen lugar fuera del ámbito hospitalario, los primeros intervinientes son familiares, por lo que en caso de que la victima esté infectado/a por la COVID-19, los rescatadores habrán experimentado una exposición al virus con antemano.

Frente a una parada cardio respiratoria pediátrica se recomiendo realizar por lo menos las compresiones torácicas. Se recomienda no utilizar tejidos para cubrir la nariz y la boca del paciente para evitar obstrucciones de las vías respiratorias. Sin embargo, si el rescatador precisa de dichos elementos como condición para realizar la reanimación, puede ser recomendable la colocación de una mascarilla en la nariz-boca del paciente.

AHA

La Asociación Americana del Corazón, más conocida por sus siglas en inglés AHA ha creado un algoritmo para tratar de forma segura para el rescatador a pacientes sospechosos o confirmados de padecer la COVID-19.

A continuación procedemos a resumir los puntos más importantes desde disponer de equipos de protección personal , limitar el número de personas en contacto con la victima y comenzar con el protocolo de emergencia 112 hasta localización de un equipo DESA. La AHA ha identificado tres escenarios diferentes:

Respiración normal y pulso: 

  • Controlar el progreso de la situación hasta la llegada de los servicios de emergencia.

Respiración fuera de lo normal pero con pulso:

  • Suministrar aire de forma manual con ayuda de un balón resucitador tipo AMBU.
  • Proporcionar aproximadamente 10-12 insuflaciones por minuto.
  • Controlar el pulso cada 2 minutos. En caso de ausencia de pulso comenzar con la RCP

Sin respiración o con jadeo y sin pulso:

  • Comenzar ciclo RCP 30:2, con ayuda de un resucitador manual.
  • Aplicar el DESA en caso de disponer de un equipo en el perímetro.

Conclusiones

De acuerdo con la información presentada podemos concluir que los principales organismos internacionales en materia de reanimación coinciden en el incremento de las medidas de seguridad con el objetivo de incrementar la contaminación cruzada. El alto nivel de contagio de este coronavirus requiere el uso de sistemas de protección personal (mascarillas, guantes, gafas de seguridad) e incluso la ayuda de resucitadores manuales para evitar el contacto boca-boca. Mantener la distancia de seguridad y evitar el contacto con partículas procedentes de la nariz y boca de la víctima al igual que incrementar las medidas de higiene posteriores a la intervención.

En materia de formación podemos anticipar una nueva tendencia en la que la formación se desarrollará en grupos de alumnos reducidos, con un maniquí por persona, EPIS y la presencia de  resucitadores manuales. Desde IBEROCARDIO FORMACIÓN siempre hemos mantenido altos estándares de seguridad y limpieza por lo que esta nueva tendencia forma parte de nuestro know-how, puesto que venimos realizando este tipo de formaciones desde nuestros inicios. Ahora más que nunca es importante recurrir a profesionales de calidad para el desarrollo de formación en RCP para particulares y empresas. Está en nuestras manos limitar la propagación del virus a la vez que formamos a la población en RCP.

Distanciamiento social

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable IBEROCARDIO FORMACION S.L .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios IBEROCARDIO FORMACION S.L.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.