En este momento estás viendo Calidad de vida con un desfibrilador

Calidad de vida con un desfibrilador

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Historias de pacientes de Icd

Esta obra no puede ser copiada, distribuida, mostrada, publicada, reproducida, transmitida, modificada, enviada, vendida, licenciada o utilizada con fines comerciales. Al descargar este archivo, usted acepta los Términos y Condiciones del editor.Artículos

Fuentes de datos: La investigación se realizó en 3 bases de datos (ISI Web of Science, PubMed y PsycINFO) utilizando los términos implantable, cardioverter, defibrillator, quality of life, psych*, anxiety, and depression.

Selección de estudios: La búsqueda arrojó 1.399 referencias. Se excluyeron las referencias no inglesas y las repetidas. Tras el análisis de los resúmenes, se recuperaron 42 referencias para la lectura del texto completo, y se seleccionaron 25 artículos para esta revisión.

Extracción de datos: La investigación se llevó a cabo en abril de 2012, y no se impuso ninguna restricción de tiempo en ninguna de las búsquedas en las bases de datos. Se excluyeron los artículos de revisión o teóricos, y sólo se seleccionaron para esta revisión los ensayos clínicos y los estudios epidemiológicos.

Resultados: Una revisión sistemática de la literatura reveló en su mayoría estudios de cohortes prospectivos observacionales, seguidos de estudios observacionales transversales y ensayos clínicos aleatorios. Pocos estudios incluidos en la revisión fueron estudios observacionales de cohortes retrospectivos o de casos y controles. Hay signos y síntomas prominentes de ansiedad y depresión en los pacientes con un desfibrilador cardioversor implantable. Los trastornos incluyen ansiedad fóbica, trastorno de estrés postraumático, trastorno de pánico, trastorno somatomorfo, agorafobia y depresión. La calidad de vida en los ámbitos físico, social y psicológico se ve afectada y está relacionada con la intensidad y la frecuencia de la descarga eléctrica del dispositivo.

Esperanza de vida tras un implante de icd

ReferenciasDescargar referenciasAgradecimientosLos autores desean agradecer al Ministerio de Educación, Fondo de Investigación Académica – Nivel 1, el apoyo prestado para la realización de este estudio, y también desean extender su agradecimiento y reconocimiento a los miembros del equipo de estudio por el tiempo y el esfuerzo invertidos en este estudio.

OSL realizó la búsqueda bibliográfica, analizó los datos y redactó el manuscrito. HGH analizó los datos y revisó críticamente el manuscrito. YD revisó críticamente y revisó el manuscrito. WW diseñó el estudio, analizó los datos y redactó el manuscrito. Todos los autores leyeron y aprobaron el manuscrito final presentado.

Acceso abierto Este artículo se distribuye bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution 4.0 International License (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/), que permite su uso, distribución y reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre y cuando se dé el crédito correspondiente al autor o autores originales y a la fuente, se proporcione un enlace a la licencia Creative Commons y se indique si se han realizado cambios. La renuncia a la Dedicación de Dominio Público de Creative Commons (http://creativecommons.org/publicdomain/zero/1.0/) se aplica a los datos puestos a disposición en este artículo, a menos que se indique lo contrario.

Google scholar

Un desfibrilador cardioversor implantable (DCI) es un dispositivo que detecta un latido anormal que pone en peligro la vida. Si se produce, el dispositivo envía una descarga eléctrica al corazón para devolver el ritmo a la normalidad. Este artículo trata de lo que debe saber después de que le hayan colocado un DCI.Nota: Los cuidados de ciertos desfibriladores especiales pueden ser diferentes a los descritos a continuación.Cuando esté en el hospital

Cuando salga del hospital, le darán una tarjeta para que la guarde en su cartera. Esta tarjeta contiene los detalles de su DCI y la información de contacto para emergencias.Lleve su tarjeta de identificación del DCI consigo en TODO MOMENTO. La información que contiene indicará a todos los profesionales sanitarios que vea qué tipo de DCI tiene. No todos los DCI son iguales. Debe saber qué tipo de DCI tiene y qué empresa lo ha fabricado. Esto puede permitir a otros proveedores comprobar el dispositivo para ver si funciona correctamente.Cuidado de las heridas

Debería poder realizar la mayoría de sus actividades normales en los 3 ó 4 días siguientes a la intervención. No haga lo siguiente durante 2 ó 3 semanas: Mantenga la incisión completamente seca durante 4 ó 5 días. Después, puede ducharse y secarla con palmaditas. Lávese siempre las manos antes de tocar la herida.Durante 4 a 6 semanas, no levante el brazo por encima del hombro en el lado del cuerpo donde se colocó el DCI.Seguimiento

Efectos secundarios del desfibrilador a largo plazo

Desde la primera implantación de un desfibrilador cardioversor implantable (DCI) en un ser humano en 1980 (1), múltiples ensayos clínicos han evaluado su impacto en la mortalidad y han observado efectos beneficiosos entre los pacientes con DCI (2-9). En consecuencia, el tratamiento con CDI se ha convertido en una opción terapéutica generalizada para los pacientes con riesgo de muerte súbita cardíaca (10, 11). Además de su impacto en la supervivencia, la influencia del implante de DAI en la calidad de vida relacionada con la salud de los pacientes (QoL) ha adquirido una importancia creciente. La mejora de la calidad de vida de los pacientes cardíacos tras la implantación de un DAI podría explicarse por la tranquilidad y la protección que les proporciona el dispositivo. Además, el DCI puede reducir las preocupaciones de salud de los pacientes y permitirles volver a un estilo de vida autónomo y vital (12, 13). Sin embargo, vivir con un dispositivo implantado anticipando o recordando descargas imprevisibles y dolorosas puede provocar sentimientos de dependencia, angustia psicológica o miedo. Entre las posibles consecuencias se encuentran la ansiedad, la depresión o las conductas de evitación, como las limitaciones autoimpuestas a las actividades físicas, el empleo o la conducción (14-16). Estas reacciones y los aspectos estéticos pueden dar lugar a una reducción de la calidad de vida de los pacientes con un DAI.