Afecta las placas solares a un desfibrilador implantable

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Tormenta solar

La materia divulgada y reivindicada en el presente documento se refiere a métodos y dispositivos médicos implantables mejorados. En particular, métodos mejorados para determinar el tiempo de sustitución recomendado (RRT) de dispositivos médicos electrónicos implantables, especialmente desfibriladores cardioversores implantables, marcapasos y dispositivos similares que dependen de que la batería tenga al menos una carga mínima para que el dispositivo realice su función prevista.

Los dispositivos médicos electrónicos implantables cumplen muchas funciones. Una función común es la de proporcionar estimulación eléctrica a un músculo u órgano concreto del cuerpo y/o controlar la estimulación eléctrica natural del propio cuerpo en esa región concreta. Por ejemplo, un marcapasos electrónico funciona para proporcionar impulsos de estimulación eléctrica, a una velocidad controlada, a cámaras seleccionadas del corazón con el fin de asegurar que el corazón lata. Del mismo modo, un desfibrilador cardioversor implantable (DCI) proporciona impulsos de estimulación eléctrica a las cámaras seleccionadas del corazón. Los impulsos de estimulación de un DCI son mucho más fuertes y menos frecuentes que los producidos por los marcapasos y están destinados a corregir los latidos rápidos y descoordinados del corazón (fibrilación).

Corazón con marcapasos

El continuo avance de la tecnología de los dispositivos médicos ha hecho que aumente drásticamente el número de dispositivos implantables que utilizan la electrónica a bordo. Por ejemplo, los dispositivos utilizados para tratar las arritmias cardíacas -incluidos los marcapasos y los desfibriladores cardioversores implantables (DCI)- suelen contener sensores para controlar los latidos del corazón, memoria integrada para registrar esos datos, procesadores para determinar qué terapia es necesaria y circuitos para generar impulsos eléctricos o descargas para corregir el funcionamiento del corazón.

Sólo en Estados Unidos se implantan cada año más de 300.000 dispositivos para arritmias cardíacas, como marcapasos y DAI. Los implantes de neuroestimuladores -como los estimuladores de la médula espinal, que se utilizan para tratar el dolor crónico- también aumentan a medida que llegan al mercado nuevos productos. El número de dispositivos médicos implantados que contienen componentes electrónicos incorporados seguirá aumentando a medida que avanzan las tecnologías de mantenimiento y mejora de la vida.

Al mismo tiempo, el uso de dispositivos eléctricos externos se ha vuelto omnipresente. Cada uno de estos dispositivos es capaz de generar radiaciones electromagnéticas (RME) que pueden interrumpir o dañar los dispositivos electrónicos implantados. Aunque la Unión Europea (UE), la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de EE.UU. y otras organizaciones cuentan con normativas para ayudar a minimizar la cantidad de interferencias electromagnéticas (IEM) creadas, algunas cantidades son inevitables, e incluso pueden generarse cantidades mayores en circunstancias poco frecuentes, o en caso de mal funcionamiento del dispositivo. Por lo tanto, se deben emplear medidas preventivas, incluyendo el blindaje y el filtrado de EMI, para proteger de daños tanto a los dispositivos médicos implantables como a sus pacientes.

Síndrome del marcapasos

Su marcapasos está diseñado para funcionar correctamente en torno a la mayoría de los aparatos y herramientas. Sin embargo, las fuertes interferencias electromagnéticas (IEM) de algunos aparatos y herramientas pueden afectar al funcionamiento de su marcapasos. Estos efectos suelen ser temporales. Aun así, le recomendamos que siga estas pautas para estar seguro.

Su marcapasos lleva incorporadas funciones que lo protegen de las IEM procedentes de la mayoría de los artículos domésticos. No obstante, debe mantener cierta distancia de ciertos artículos y no utilizar otros. Conozca los detalles de seguridad a continuación.

Qué hacer contra la arritmia

Los DAI y los S-ICD de Boston Scientific están diseñados para funcionar correctamente con la mayoría de los aparatos y herramientas. Sin embargo, las fuertes interferencias electromagnéticas (IEM) de algunos aparatos y herramientas pueden afectar al funcionamiento de su dispositivo.  Aunque estos efectos suelen ser temporales, recomendamos utilizar las siguientes directrices para una interacción segura con muchos artículos domésticos comunes.

Todos los artículos que utilizan electricidad o transmiten señales inalámbricas tienen campos electromagnéticos invisibles a su alrededor que pueden interferir temporalmente con el funcionamiento normal de su DCI o S-ICD. Esto se denomina interferencia electromagnética, o IEM para abreviar.

Los DAI y los S-ICD de Boston Scientific llevan incorporadas funciones que los protegen de las IEM procedentes de la mayoría de los artículos domésticos. Sin embargo, algunos artículos deben mantenerse a cierta distancia de su dispositivo. Y otros, no deben utilizarse en absoluto. Conozca más sobre la seguridad de varios artículos a continuación.

Su teléfono móvil es una fuente de IEM y podría afectar al funcionamiento de su DCI o S-ICD. Esta interacción es temporal, y al alejar el teléfono de su dispositivo éste volverá a funcionar correctamente. Para reducir la posibilidad de interacción, siga estas precauciones: